Los riesgos de los juegos de dinero


Todos alguna vez nos hemos dejado atraer por un juego de dinero, un billete de Loteria, una apuesta en una carrera de caballos, poker, máquinas “tragaperras”,…. Algunos han convertido el juego en una pasión, otros en una adicción. Los jóvenes y las personas frágiles (que ya se han “enganchado” a alguna adicción como: alcohol, tabaco, video juegos, teléfono móvil,…), deben ser particularmente vigilados porque tienen mayores probabilidades de desarrollar una adicción también de este tipo.

Por la situación de crisis económica global, parece ser que el número de personas que juegan por dinero se está incrementando, lo que representa un real riesgo adictivo para la sociedad, y debiera ser controlado en lugar de volver cada vez es más fácil el acceso a todo tipo de juegos: múltiples loterías, casinos, máquinas tragaperras en prácticamente todos los bares, juegos de poker entre amigos, apuestas por internet,…etc. Cabe señalar que, la excitación por ganar es un fenómeno muy peligroso y nadie está libre de dejarse atrapar por la adicción, porque todos tenemos ciertos factores de predisposición a la adicción, pero ciertos los desarrollan más que otros.

Algunas personas se inician en el juego por la búsqueda de placer o de excitación porque sienten que tienen una vida monótona y se aburren (“mi vida no tiene sentido”, “le falta sal a mi vida”, “todo es demasiado normalito”…); otros lo hacen para “ganarse algo” rápidamente (“es la crisis, hay que ver de donde se saca algo”) y es justamente cuando comienzan a ganar que aparece la excitación que esperaban y el dinero fácil que necesitaban; y rápidamente se van convenciendo que tienen “ciertas cualidades” que les permite ganar (“soy fuerte en eso”, “yo le gano a la máquina”, “soy un tipo con suerte”, “soy bueno leyendo las expresiones de la gente, observándoles adivino las cartas que tienen”, … etc. son algunas de las expresiones que escuchamos en nuestros pacientes dependientes), y es esa “impresión” de ser excepcional que representa un factor que facilita el desarrollo de la adicción.

Todos sabemos de que son juegos de azar, que las posibilidades de ganar o perder no dependen de la habilidad de jugador sino exclusivamente del azar (los premios están determinados por la probabilidad estadística de acertar la combinación correcta) y que cuanto mayor es el premio, menores son las probabilidades de ganar (y eso lo conocen bien los jugadores!), pero ocurre que cuando van ganando se van excitando y luego cuando pierden, se opera en ellos, un defecto de percepción por el que dan mayor atención a “ese algo” excepcional que supuestamente tienen en ellos y que hará que ganen, y que “recuperen” esa pérdida,…; y es esa perspectiva de recuperar lo que se perdió que le lleva rápidamente a “engancharse”  y entrar en el circulo vicioso de la adicción al juego.

A veces nos preguntan por el perfil que tienen los adictos al juego, pero eso es variable; aunque una constante que vemos en ellos es la falta de placer que tienen en la vida, son gente que se aburre, más que tener ansias de ganar dinero. Encontramos una mayoría de hombres en  los juegos de casino, o poker,….., aunque también muchas mujeres de edad mayor que se han convertido en adictas y pasan varias horas por día a jugar en los casinos y perder todos los ahorros de su vida. Entre los pacientes que vienen a terapia, podemos decir que los jóvenes de entre 18 y 25 años tienen problemas menos arraigados que los jugadores de larga data que pasan los 40 años.

Cabe señalar que, no todos los que juegan son adictos, es posible que haya gente que juegue porque le guste y que va de vez en cuando a jugar a un casino, o compra un billete de lotería,… y que tiene un límite de tiempo y de dinero para jugar, y que por ningún motivo sobrepasa su límite establecido; pero si no logra pararse cuando lo estableció es que tiene un problema, en ese caso debe cortar con toda actividad de juego y si tiene comportamientos adictivos, debe buscar ayuda con toda urgencia. En ese caso, se requiere una psicoterapia cognitivo-conductual y el apoyo de la familia para salir de esa encrucijada

No hay comentarios:

Publicar un comentario